Últimos Posts:

Reebok Insta Pump Fury: más de dos décadas siendo “la bomba”

La historia del origen de la Reebok Insta Pump Fury es muy similar a la de otras zapatillas y todo tipo de objetos icónicos que surgen de la anécdota más sencilla. La distancia temporal ya ha arrojado suficiente luz como para que podamos juzgar como un éxito al modelo que ya tiene más de una veintena de años, y las celebraciones no han sido pocas. En una reciente entrevista, el vicepresidente de la sección de la marca que realizó la zapatilla Paul Litchfield nos da las claves.

A mediados de los 80 Reebok había comprado la conocida empresa de ropa para la nieve Ellesse (y otras tantas anteriormente) y entre sus productos se encontraban diversas botas de montaña, entre ellas una con una especie de bomba de aire. Un buen día alguien bromeó con la idea de hacer una zapatilla parecida a la bota, algo así como una “zapatilla-bomba”. Se pusieron manos a la obra y, con el reto añadido de que esa zapatilla con su propia bomba de aire fuese además ajustable se empezó a barajar la idea de añadir además, como en las botas para la nieve, correas que ajustaran el calzado al pie. El resultado no fue nada calamitoso teniendo en cuenta que, (además de que la marca ya tenía bastante prestigio) si la primera Reebok Pump salió a la venta en 1989 no tardaron en ver la luz otros modelos que presentaban la misma innovación.

Reebok-Insta-Pump-Fury-PrototipoA nivel estético, siempre se ha reconocido que su referente fue la New Balance Super Comp y otros modelos clásicos de New Balance por extensión y por una cuestión del colorido que tenían entonces. Mientras el departamento de márketing sostenía que no hacía falta utilizar un colorway arriesgado (cuando por cierto, lo que estaba de moda era más bien lo contrario) porque las innovaciones técnicas como la plantilla Hexalite ya eran suficientemente llamativas, su diseñador Stven Smith del enfado pintó el prototipo de gris con un spray y se lo tiró literalmente encima de la mesa al resto del equipo. Tras una votación, ganó la propuesta más loca y surgió la primera amarillo y negro.

Pero volviendo a la Reebok Insta Pump Fury como la conocemos hoy, fue el resultado de innovaciones posteriores desde la Insta Pump llevadas a cabo por un grupo muy reducido que, teniendo en cuenta lo que se había avanzado en amortiguación y ligereza de los materiales quisieron hacer algo con la Pump mucho más “explosivo”, más transgresor, de ahí que pasasen a ser Fury. El primer presupuesto fue que si no existen dos pies iguales, hay un fallo en la idea de producir miles de zapatillas idénticas. Como si de sastres se trataran, la idea base era crear una zapatilla a medida que vio al fin la luz en 1993.

Reebok-Instapump-Fury-TechPaul Litchfield da en el clavo cuando dice sentirse seguro de haber hecho algo bien basándose en el argumento de que, poco después de salir al mercado la Reebok Insta Pump Fury Nike, por su parte, lanzó la Nike Air Pressure y, lo que es bastante llamativo, la Nike Air Force 180 Pump. 

Desde su lanzamiento en 1994, la Reebok Insta Pump Fury sigue provocando reacciones contrarias a partes iguales, y es que mientras unos flipan con la parte técnica otros no son capaces de ver más allá de su “caparazón”. Sus primeros fans fueron los coleccionistas japoneses, pero pronto llegó la moda a Europa y…hasta hoy.

Pero por mucho que nos eche para atrás su estética no hay quien se resista a probar lo que la hace tan especial, su botón “The Pump” en la lengüeta que controla una cámara interna de aire que, al apretar más o menos, queda ajustada como queramos al pie. La otra parte esencial de la Reebok Insta Pump Fury es la tecnología de amortiguación Hexalite, cuya ventaja en absorción de los golpes se ha visto deslucida por un detalle, lo poco negativo que se le puede achacar a la zapatilla: pese a ser ligerísima, sin cordones y perfectamente ajustable al pie, la plantilla Hexalite le aporta un punto de rigidez. Aunque bien es cierto que con todas las ventajas técnicas que tiene esta zapatilla (que pese a su aspecto todo terreno fue concebida para el running) lo de la plantilla es una nimiedad.

Reebok-Insta-Pump-Fury
Hasta hoy ha lucido innumerables looks gracias a las colaboraciones y homenajes bastante locos (como por ejemplo, el modelo inspirado en la película de Disney “La Cenicienta”) conservando siempre su estructura y diseño tan reconocibles. Interesantísimo para ahondar un poco más en la historia de la zapatilla el corto realizado conmemorando sus 20 años:

Colorways hay siempre para elegir entre lo más llamativo y lo más discreto, sobre todo en la actualidad en la que gran parte de las Reebok Insta Pump de las últimas temporadas optan por el monocromatismo en colores oscuros. Lo mejor es que las veáis directamente unos ejemplos de las últimas novedades de la Insta Pump, porque siempre hay alguna que nos enamora contra todo pronóstico 🙂

Reebok-Instapump-Fury-Road-CNYReebok-Instapump-Fury-CO-OPReebok-Instapump-Fury-RoadReebok-Instapump-Fury-ASYM2Reebok-Instapump-Fury-AsymY si tienes unas y quieres enseñárnoslas comparte una foto en tus redes sociales con el hashtag #footdistrict 🙂