Detrás del felino de Puma

El logotipo memorable de un puma ha servido a la marca homónima para crear una identidad reconocida en todo el mundo. Su imagen inspira fuerza y velocidad, pero hay mucho más detrás de este simbólico dibujo. Así es la historia del logotipo de Puma.

PUMARudolf Dassler

Lo cierto es que, para empezar, el dibujo no es un Puma sino una pantera. El creador del logotipo, Lutz Backes, confesó que en realidad dibujó una pantera porque su silueta es más elegante que la de un puma. Así que apostó por la forma estilizada de una pantera y le añadió las zarpas y la cabeza de un puma. Su diseño se convirtió en el logotipo oficial de la firma sportswear el 10 de enero de 1968, y desde entonces no ha cambiado, aunque el animal ha sufrido algunas transformaciones. En realidad, muchas. Como dato curioso, Lutz Backes rechazó recibir una comisión de un pfenning, un centavo del antiguo marco alemán, por cada producto de Puma que se vendiera. El diseñador prefirió un pago único de 600 marcos, una cantidad con la que recibió además una bolsa de deporte y un par de zapatillas de la marca.

Otra curiosidad confesada por Backes es que el fundador de Puma, Rudolf Dassler, le preguntó que por qué había tenido que ponerle una cola tan larga. «Siempre tengo que pagar por todo el espacio que ocupa el anuncio», le dijo al diseñador.

PUMA

Pero remontémonos al principio. Puma nace en 1948 bajo el nombre de «Ruda», extraído de las primeras sílabas de Rudolf Dassler. El alemán buscaba así independizarse de su hermano, que siguió su camino con la marca adidas. Pero Ruda no convencía, y se acabaron manteniendo solo las vocales. Nacía el nombre de Puma, y con él el primer logotipo con este felino. La imagen reflejaba a un puma saltando sobre una letra «D» y fue creada por el propio Dassler.

Puma

Tres años después, este logotipo se colocó dentro de un hexágono. Primero se utilizó un contorno geométrico simple. Después, en 1957, se le añadió un doble contorno en blanco y negro y se incluyó la palabra «Puma». Un año después, cambiaron el fondo y lo dejaron en blanco, y añadieron la inscripción «Rudolf Dassler Schuhfabrik» entre los dos contornos del hexágono.

Puma

En 1958 cambiaron completamente la imagen y su emblema fue durante diez años una bota de fútbol junto a la frase «Puma form-strip». Fue aquí cuando nació esa tira que apareció como un soporte adicional para los laterales y acabó quedándose como una imagen de identidad de la marca.

Puma

Lutz Backes llegó en 1968 para comenzar el camino hasta lo que sería el logotipo que hoy día conocemos. Al principio, el puma (o ese híbrido entre puma y pantera) aparecía en posición completamente horizontal.

Puma

En 1970, se transformó la silueta para representarla en un salto y se le quitó el relleno para dejar solo el contorno.

Puma

Pero solo cuatro años después decidieron que no, que estaba mejor antes. Vale. Volvieron a pintar al felino de negro y a añadir la palabra «Puma» junto al dibujo, y todo ello se incluía dentro de un rectángulo. La tipografía imitaba la versión de 1958.

Puma

En 1976 volvieron a experimentar y apostaron por despedirse del animal y dejar solo el nombre de la marca. La tipografía cambió de forma radical, con letras oblicuas que se subrayaban con la silueta del Formstrip.

Puma

En 1978 se arrepintieron de nuevo. Volvieron a la fuente anterior y recuperaron el dibujo del Puma. Eso sí, ahora el animal parecía saltar sobre el nombre de la empresa, logrando un aspecto más dinámico. En 1988 probaron incorporando un Formstrip translúcido sobre las letras, pero la idea fue cancelada pronto.

Puma

Así se asentó el logotipo de Puma que hoy día conocemos. En 2003 probaron una versión que muestra un recuadro en rojo brillante con el animal y el nombre en blanco, lo que hizo que la marca se identificara también con el color rojo. Aunque el logotipo oficial de Puma es el de 1978, la marca juega a veces con su imagen para aportar una estética retro en algunas de sus prendas, como en este Top Puma Evide AOP Crop. Y es que la vida es un cambio constante, y quién mejor que Puma para demostrarnos que no hay nada de malo en ello.

Puma