Hablamos con Leif Podhajský

Lo conoces más de lo que crees. Las obras de Leif Podhajský protagonizan algunos de los álbumes más importantes de la música de los últimos años y sus trabajos han abarcado diversos campos demostrando su multidisciplinariedad. El artista explora el binomio formado por naturaleza y tecnología, dando como resultado obras estimulantes que desarrollan el concepto de “nueva psicodelia”.

Sus trabajos configuran una realidad alterada que evoca surrealismo y vanguardia, pero que no deja de mostrar un fuerte vínculo con nuestro mundo: lo orgánico, lo tecnológico y lo humano. En sus manos se han puesto músicos como Tame Impala, Bonobo o Mount Kimbie, sellos como Warp o Sub Pop, marcas como Nike o Red Bull y revistas como Twin Magazine o Granta. Ahora, aprovechando el lanzamiento de New Psychedelia, un libro que recopila su recorrido, en Foot District hemos querido conocer más de cerca el imaginario de uno de los diseñadores gráficos más prolíficos de la industria. Hablamos con Leif Podhajský.

Leif

Háblanos sobre tu proceso creativo. ¿En qué te enfocas para crear, por ejemplo, la portada de un álbum? ¿En qué te inspiras en ese proceso?

El proceso creativo para diseñar una portada de un álbum comienza con la música y termina con la música. Mi función, tal y como lo veo yo, es comunicar las emociones, la historia, el sonido y la estructura del álbum en una representación visual de esos elementos. Para mí siempre comienza con escuchar la música y tener una idea de cómo se percibe. Los colores y las emociones que evoca. Este es siempre el mejor lugar para empezar a experimentar, dejando que esos sentimientos iniciales alimenten el proceso.

También me gusta hablar con el músico/banda y conocer sus ideas sobre lo que podrían querer, a veces tienen ideas sólidas sobre cómo debería ser y otras veces están más abiertos a la interpretación. La forma en que trabajo es tratar de dejar que la música dicte dónde voy, me encanta experimentar y no tener una idea clara del resultado final. Esto suele dar los mejores resultados, en lugar de tratar de forzar algo en una dirección o con una idea estructurada de cómo debería ser.

Después de esta fase de experimentación, busco desarrollar la campaña hacia el exterior. Una gran parte de lo que hago no es sólo crear una portada de álbum, sino un mundo visual para que la música habite. Quiero que todo lo que se cree alrededor del álbum tenga una consistencia y claridad con el mismo.

Una vez que tengo algunos conceptos, los comparto con la banda/músico y seleccionamos una o dos ideas para llevarlas más lejos, tal vez añadiendo alguna tipografía o logo para acercarnos a una pieza terminada. Cuando están hechos los últimos ajustes, comienza la siguiente fase, que es más acerca de lo que he hablado anteriormente, la expansión del mundo visual y la unión de ambos. Diseñando y colocando el vinilo, CD, singles, posters, qué acabados debemos usar, cómo debe ser el tipo de letra. Todo debe dar la sensación de que pertenece al imaginario de la música.

Leif Podhasky

Y ese proceso creativo, ¿es más teórico o más emocional? ¿Te guías por una investigación previa o te dejas llevar por lo que evoca?

En realidad la creatividad tiene dos caras. primera está guiada principalmente por la emoción y los sentimientos. Aunque también está respaldada por la investigación, hablando con la banda/sello, etc. y luego tratando de usar este conocimiento como la base sobre la cual experimentar. La segunda parte es más práctica. Expandir las imágenes en textos, packaging, posters, etc. Me gustan ambos lados por igual. Configurar algo correctamente para su publicación, donde sabes que la tipografía va a funcionar muy bien con el arte, es gratificante.

La obra de arte normalmente recibe la atención; pero tiene que estar apuntalada con una fuerte estructura gráfica que le permita brillar y mantenerlo todo integrado.

En » New Psychedelia» recopilas tu background artístico de la última década. ¿Has notado un cambio en ti mismo o en tu trabajo una vez que tienes la perspectiva de haber unido todo en un mismo sitio?

Es una experiencia surrealista poner tantos proyectos en el nuevo libro. Definitivamente hay tres o cuatro períodos distintos de mi trabajo. Lo cual para mí es genial, ya que demuestra que siempre he estado dispuesto a cambiarlo y a correr riesgos.

Quiero estar continuamente moviéndome y desarrollando mi enfoque.

Definitivamente he cambiado mucho en el proceso de creación de todo este trabajo. Tanto en mí mismo como en el propio trabajo. Creo que se ha vuelto más y más abstracto y abarcador. Empecé haciendo piezas en blanco y negro que tenían una especie de collage, una sensación simbólica. Y esto se ha ampliado a abstracciones a todo color. Pero en el núcleo de mi trabajo siempre ha estado la exploración de la naturaleza. Y una exploración del yo.

¿Has aprendido algo de ti mismo haciendo este libro?

He aprendido que los libros tardan mucho tiempo en hacerse. También he aprendido a tratar de dar un paso atrás y dejar que otros me ayuden. Controlo mucho mi trabajo y últimamente me ha costado mucho dejar que otros me ayuden, porque siempre tiendo a querer hacerlo todo yo mismo. Y todavía me cuesta. Trabajé con Volume, una nueva editorial que trabaja estrechamente con Thames & Hudson. Trabajan a partir de un modelo de financiación, creando libros que están fuera del mainstream pero que tienen un gran atractivo, y usan la audiencia de los artistas como un medio para ayudar a financiar proyectos muy especiales. Por ejemplo, estamos haciendo una versión de edición limitada del libro con un estuche en relieve con tintas metálicas.

Me interesaba mucho crear algo de valor, algo que quieras saborear y coleccionar, y no sólo crear un libro por el hecho de hacerlo. Es más importante que nunca tratar de crear cosas con significado y valor.

Leif

¿Qué es la «nueva psicodelia»? ¿En qué se diferencia de la antigua?

¡Es nueva!

El título del libro hace referencia a los primeros movimientos psicodélicos de los años 60 y 70, tomando esos ideales de experimentación, amor, naturaleza y exploración tanto del interior como del exterior y mostrando su resurgimiento en los tiempos modernos. Si observamos la música, el arte y la cultura pop de la última década, ha sido fuertemente influenciada por estos rasgos, pero explorada a través de la lente de un mundo altamente conectado y tecnológico.

Si miramos de cerca los fenómenos de la cultura pop como: microdosing, ayahuasca, Burning Man, meditación, bienestar, yoga, etc., muchas de estas cosas habrían parecido imposibles de introducirse en la cultura mainstream. Lo que el libro examina es el inicio de estos movimientos (dentro de nuestro ámbito cultural actual). Sus fundamentos, como siempre, se encuentran en el arte y la música. El desarrollo de esta transición ha sido rápido con el surgimiento de un mundo conectado.

Desde bandas underground que exploran nuevos sonidos hasta artistas que usan nuevas tecnologías para profundizar en temas de auto-exploración; estas nuevas tecnologías también ayudan a difundir esta evolución underground a una mayor audiencia, con las redes sociales e Internet. Esta fusión del pasado y el presente es lo que la Nueva Psicodelia inculca. Una polinización cruzada de tiempos e ideales, pero con los mismos valores subyacentes siendo aún más relevante en un mundo que es hipermaterialista, individualista, desechado y vacío de significado real. Un mundo en el que nuestros datos son recogidos, nuestros gobiernos nos espían y la corporación es el rey. En estos tiempos modernos la gente ansía más que nunca de encontrar un verdadero significado a sus vidas, y por lo tanto buscan nuevas formas de encontrar la paz interior y el sentido.

Este libro, a través de mi propia práctica artística, examina algunos de los primeros trabajos de bandas como Tame Impala, Young Magic, Foals, Shabazz Palaces, Peaking Lights y muestra su crecimiento en una esfera cultural más amplia. El libro, siguiendo mi propio trabajo visual está entrelazado con la música y los álbumes que ayudan a dar forma a esta era. Junto con una mirada más profunda a estos álbumes y mi propia exploración visual, el libro profundiza en los temas centrales de la Nueva Psicodelia; Sinestesia, Naturaleza, Digital vs. Orgánico y la era del Antropoceno. Todo ello pretende aclarar y dar entendimiento a nuestro pasado, y más importante aún, saber cómo pueden inspirarnos para iniciar un cambio positivo.

Leif Podhajsky

¿Has cambiado tu estética durante tu trayectoria profesional? ¿Por qué?

Mi estética ha cambiado a lo largo de los años, siempre he intentado llevar lo que hago a nuevas esferas, buscando nuevas formas de explorar mi proceso creativo. Creo que es inevitable, a medida que cambias y creces como persona, que el trabajo evolucione.

Esto para mí es una progresión natural. A medida que mi vida cambia, también lo hace mi arte.

Si tu mente estuviera hecha de colores, ¿cuáles serían?

Rosa, negro y naranja. Con un poco de azul. Me gustan las combinaciones cálidas yuxtapuestas a los colores oscuros más fríos.

¿Qué y quiénes son sus referencias?

La naturaleza, la magia, el equilibrio, la armonía, el amor, el conocimiento, la sabiduría y las tareas mundanas diarias por las que todos tenemos que pasar.

Referencias: Tengo un blog llamado Melt que explora las relaciones entre la tecnología y la espiritualidad, a través de los aspectos menos conocidos o a menudo pasados por alto de los movimientos de arte moderno e histórico, catalogando artistas y música que me inspiran a mí y a mis amigos cercanos.

Leif

Sólo puedes salvar una de tus creaciones. ¿Cuál elegirías?

Probablemente la última. Siempre estoy enamorado de la que estoy creando o de lo que acabo de crear.

Una vez que termino algo, ya está completamente hecho y estoy listo para seguir adelante. La conexión con ello se desvanece.

¿Con quién te gustaría trabajar?

Aunque me da miedo, me encantaría trabajar con los jóvenes. Ellos son a los que tenemos que ayudar y enseñar tanto como sea posible. Ellos son los que generan el cambio.

Si pudieras colaborar en una edición especial de un modelo de sneakers, ¿cuáles elegirías?

No estoy seguro de qué modelo… Me gusta mucho el ROA – Hiking.

Me encantaría reeditar unas zapatillas de senderismo, algo sostenible, de alta durabilidad y reparable. Creo que adidas y Nike están trabajando en algunas nuevas tecnologías muy interesantes.