La historia del mini Swoosh o la importancia del tamaño de un logo

Fueron 35 dólares lo que Phil Knight pagó a Carolyn Davidson, estudiante de arte de Portland State, por diseñar el que se convertiría en uno de los logotipos más famosos a nivel mundial. La idea era crear un logo que fuera llamativo y compensara de algún modo la sencillez de los modelos de Nike por aquel entonces.

nike

De este modo, las zapatillas de la marca terminaron por ser siluetas simples con el gran distintivo de Nike Air en el talón. No fue hasta principios de los 90 cuando empezaron a cambiar las cosas. Tinker Hatfield en la línea Air Jordan fue un punto de inflexión para la estética de la firma. Después del primer modelo Air Jordan 1, el resto de sus sucesoras prescindirían del famoso Swoosh, ya que la marca empezó a poner el focus en su potencial de diseño. Ya no se trataba solo de implantar un logo grande en un modelo básico. Ahora el modelo tenía suficiente peso.

La línea de basket Nike Outbreak, una gran olvidada, tampoco lucía el Swoosh en su versión estándar. Pero el momento decisivo llegó en 1991, cuando Nike decidió eliminar los Swooshes laterales con la emblemática línea Huarache, que demostró de una vez por todas que el éxito de Nike era mucho más que un gran Swoosh. Las Huarache apenas lucían distintivos de Nike. Consistían en un calcetín de neopreno cosido en una estructura tipo «jaula» de plástico, un diseño completamente vanguardista. Un año después llegaron las Air Raid, con sus llamativas correas cruzadas y un aspecto inspirado en las Jordan 8.

Huarache

Foto: Nike Huarache

¿Recuerdas las LWP? La línea Lightweight Performance de Nike, predecesora de la tecnología Zoom Air (anteriormente Tensile Air) fue lanzada en el año 1995 y se convirtió en un gran avance técnico por parte de la marca. Pero también ayudó a configurar una nueva tendencia estética, luciendo un mini Swoosh en cada modelo de running, basket, tenis y training.

Logo mini swoosh

Foto: Nike LWP

Hay otros modelos que se erigieron como piezas destacadas en la historia del mini Swoosh. Las Nike Air Lambaste, con su Jewel Swoosh que posteriormente aplicarían versiones de las AF1, las AM1 y las Cortez; o las Air Max 95, que prescindieron del Swoosh estándar en el lateral. El año posterior al nacimiento de estas últimas, el panorama era muy revelador: prácticamente la mitad de las sneakers de Nike tenían un Swoosh más pequeño.

Logo Nike Lambaste

Foto: Nike Lambaste

Puede que no parezca un movimiento demasiado arriesgado, pero lo cierto es que indiscutiblemente, en aquella época lo era. A principios de los años 90, cambiar el tamaño del logo, jugar con él, eliminarlo en una nueva línea y luego reintroducirlo, implantarlo en nuevas ubicaciones, etc. fue una jugada de diseño muy arriesgada que sin duda salió bien. Un punto más para Nike.

Logo Nike Air Max 95

Foto: Nike Air Max 95