La historia revolucionaria de las Nike Dunk

A principios de este siglo, la cultura skater comenzó a recibir por primera vez cierto reconocimiento. Este colectivo empezaba a tener un impacto real en la venta de zapatillas, y Nike trató de introducirse en ese nuevo nicho que acabaría creando todo un mercado masivo a su alrededor. Las zapatillas Nike estaban construidas con materiales de gran calidad e incluían una tecnología bastante avanzada, por lo que resultaba el calzado perfecto para resistir con el máximo confort sobre la tabla. En 2001, Nike SB (Skateboarding), la línea del Swoosh centrada en el patinaje, introdujo un modelo mejorado que acabaría revolucionando no solo el imaginario de la marca, sino toda la cultura skater a nivel mundial. Las Nike Dunk SB.

Dunk

Las Nike Dunk originales nacieron realmente en 1985 y fueron diseñadas por Peter Moore. Las zapatillas incluían una novedad distintiva, y es que llegaron en una amplia variedad de colores, una característica que acabaría marcando la identidad de la silueta. Sus colorways imitaban los de los equipos de basket universitario bajo el lema «Be True To Your School» y se lanzaron específicamente para los jugadores de estos equipos y para los aficionados. Aunque con unos orígenes vinculados al mundo del baloncesto, las Dunk acabarían enamorado a los skaters gracias a la gran amortiguación, tracción y soporte que ofrecían. Cinco años después, el modelo se remasterizaría con nuevas actualizaciones técnicas, pero no fue hasta la llegada de Sandy Bodecker como director general de Nike SB en 2001 que el modelo empezó verdaderamente a romper expectativas.

La nueva versión de las Dunk se ganó la aprobación del sector skater gracias al fichaje de los patinadores Reese Forbes, Gino Ianucci, Richard Mulder y Danny Supa por parte de Nike. Entre los cambios, se incluyó un acolchado a la plantilla, un nuevo patrón de mayor agarre a la suela y una lengüeta más gruesa. En 2002, Bodecker se arriesgó con las primeras Nike SB Dunk, en gris y azul marino. El director fue de ciudad en ciudad visitando multitud de tiendas independientes de sneakers para analizar la acogida del nuevo modelo. Parece que la zapatilla recibió luz verde. Las SB Dunk fueron lanzadas en marzo de 2002.

Para el lanzamiento de SB Dunk Low Pro, cada uno de los cuatro skaters de Nike recibió su propio colorway dando lugar a la serie «Colors By». Desde la sobriedad del esquema cromático de las «Gino» de Ianucci hasta el suave nobuk de las «Reese» de Forbes, que acabarían asentando un sello de identidad del modelo, las zapatillas presentaban guiños a diferentes elementos distintivos de los riders y la marca. Las Colors By Dunks no solo son legendarias por ser las primeras versiones del modelo, sino también por la historia que encierra cada par. Las cuatro sneakers estaban disponibles en cantidades muy limitadas y se vendían en tiendas independientes muy concretas. Más tarde llegarían las colaboraciones. Nike colaboró con las marcas skater Zoo York y Chocolate, y más tarde se unió a la maestra del hype, Supreme. Con ella llegaron las primeras zapatillas con estampado Elephant que no eran parte de la línea Jordan. El trío de colaboraciones reafirmó la potencialidad del modelo, pero fue su unión con Jeff Staple, fundador de Staple Design, lo que marcó un antes y un después en su legado y en la historia de las sneakers.

Supreme

Nike le encomendó a Staple la tarea de diseñar unas SB Dunk que representaran a la ciudad de Nueva York para crear la «Serie City» de Nike SB. Entre ellas se encontraban las Dunk «Paris», un éxito limitado a 202 pares pintadas por el artista francés Bernard Buffet. Por su parte, Staple optó por darle otro toque a la neoyorquina, jugando con un concepto mundano: las palomas. Las Jeff Staple x Dunk Low Pro SB «Pigeon» fueron toda una revolución social. Con un upper que combinaba dos tonos de gris, un Swoosh blanco y toques rojos, además de la emblemática paloma bordada en el talón, las Pigeon movilizaron a multitud de sneakerheads en la ciudad de Nueva York. La gente acampó durante cuatro días bajo unas condiciones de frío extremo. La policía de Nueva York intentó acabar con la situación y romper la cola, lo que desencadenó varios enfrentamientos y situaciones entre los compradores y los cuerpos de seguridad. El suceso llamó la atención de los medios de comunicación, y el lanzamiento y sus consecuencias acabó siendo retransmitido en las noticias de la CBS. Las Jeff Staple x Dunk Low Pro SB «Pigeon» son uno de los modelos más codiciados en la actualidad.

Pigeon

Siguió la lista de colaboraciones. Nike SB se asoció con Stüssy y Diamond Supply en la serie «Team Manager», una unión que enamoró tanto a skaters underground como a un sector más orientado hacia el mainstream. La tienda Slam City Skates lanzó unas Dunk Low que cambiaban de color a medida que se desgastaban. Además, la tienda ofrecía 5 libras a cualquiera que hiciera un flip con las zapatillas recién puestas, dejando clara su prioridad por los patinadores. También De La Soul se asoció con Nike para reinterpretar sus propias SB Dunk Low y High inspirándose en la portada de su álbum 3 Feet High and Rising. En el año 2008, Concepts cambió el juego cuando lanzó el modelo Concepts x Nike Dunk Low SB «Red Lobster» poniendo el foco en las langostas, un emblema típico de Boston. Más tarde llegarían las «Blue Lobster» y las «Yellow Lobster», estas últimas fueron regaladas al personal de Concepts como agradecimiento por parte de Nike. También skaters como Paul Rodríguez, Eric Koston y Stefan Janoski dejaron su huella en el recorrido histórico de las Dunk.

Lobster

Uno de los mayores logros de las SB Dunk es que, a pesar del avance de su éxito a lo largo de los años, la marca siempre ha preferido trabajar con figuras influyentes de la escena skater o underground antes que con celebrities y firmas mainstream. De este modo, las Dunk han crecido manteniendo el respeto por la comunidad skater y ampliando su atractivo cultural. Otro punto característico de su historia es la batalla entre los patinadores y los sneakerheads. Mientras multitud de coleccionistas babeaban por las colaboraciones y las ediciones limitadas de las Dunk, tenían que ver cómo los skaters usaban esos modelos para hacer trucos con la tabla y otras actividades de máximo desgaste. Y el colectivo skater, al mismo tiempo, libraba su lucha por preservar las Dunk como un símbolo de su imaginario y su cultura.

Después de este increíble background, las Dunk vivieron unos años más bajos. La silueta fue eclipsada por otros modelos de zapatilla y otras tendencias emergentes que dejaban de lado el minimalismo propio del shape. Pero ahora, y junto al renacimiento de las Blazer, las Nike Dunk SB están viviendo una resurrección impactante, con reinterpretaciones a manos de marcas streetwear como Off-White y nuevos modelos que destilan esencia OG. ¡Bienvenidas sean!

Off-White