Un aperitivo a base de spritz para esta Nochebuena

Últimamente es costumbre sobre todo por el norte de Italia el reunirse con amigos después del trabajo para tomarse un aperitivo a base de un cóctel llamado spritz.

El spritz es una bebida originaria de la Región Véneta y que, según la leyenda, fue creación de los soldados austríacos acantonados durante el siglo XIX en Venecia, para suavizar los, para su gusto, excesivamente fuertes vinos vénetos.

Me proporciona la receta Pilar Prego desde Rímini: Tres partes de Aperol, aunque también sería válido el Campari o Cynar; dos partes de Prosecco, un vino espumoso del Véneto, aunque lo podríamos sustituir con cava y finalmente una parte de soda. También se puede añadir una rodaja de naranja o de limón, o una aceituna, según gustos.

Los italianos toman este aperitivo a partir de las seis de la tarde. Hay muchos locales donde por más o menos cinco euros, nos ofrecen una copa de spritz y como acompañamiento pasta, sándwiches o piadine, unas tortas típicas de la zona de Bolonia, con lo que se puede cenar perfectamente.

Spritz